Regla de tres...



Nos gusta el fútbol. Mucho. Por eso a veces pecamos de viscerales en nuestras apreciaciones.

Damos mucha importancia a algo que es una chorrada.

Viene al cuento porque se habla mucho del favoritismo de todos los estamentos con el Real Madrid. De orquestaciones a favor de los blancos y en contra de los demás.

No es cierto.

Mi versión es otra, mucho más sencilla.

Mi niñez, el colegio donde estudiaba organizaba partidos en sus fiestas entre equipos del Madrid y del Barcelona. Para formar el equipo blanco, había colas, para el Barça, mis hermanos y yo.

Por lo tanto había que arramplar con los sobrantes del otro y así pasaba lo que pasaba. Entre que eran los más malos y que estaban deseando que los del Madrid ganaran a los del Barça, pues eso, a palmar.

Después en mi época de jugador de futbol amateur, en todos los equipos que jugué, en todos, la mayoría de hinchas madridistas era exagerado, estoy recordando y me parece que en esa época que fueron diez años  solo recuerdo a un compañero que le gustase el Barcelona, el resto casi todos del Real Madrid a muerte.

Si busco entre mis amigos, no creo que llegue al 10 por ciento los que comulgan conmigo y en mi trabajo en el que estábamos 50 personas, solo yo era del Barça, el resto, mujeres incluidas, del Realisimo. 

Eso sí, un día que una de ellas, me vino a decir que nos habían ganado y que les diesen por ahí a los catalanes, le pregunté que cuantos futbolistas tenia cada equipo y me contestó, convencida hasta el tuétano: "Once más el portero.". 

Ya no había nada más que decir.

Y así en todos los círculos en los que me he movido, la mayoría de la gente es simpatizante del Real y es que las 10 Copas de Europa calan muy hondo.

Estadisticamente, esto quiere decir que árbitros, aficionados, futbolistas, médicos, periodistas y albañiles son en una inmensa mayoría simpatizantes del cuadro blanco.

Entonces, imaginaros por un momento que yo soy arbitro, y me toca pitar un partido del Madrid. Mi subconsciente me traicionaría, seguro, en alguna que otra jugada.

Pero es sin querer. 

Por tanto, si multiplicas por 100 la oportunidad de que el arbitro sea simpatizante de los castellanos, ahí está la respuesta. La mayoría de los árbitros que pitan al Barça, lo que les pasa es que les traiciona el cerebelo. No hay conspiraciones ni leches. 

Es que no puede ser de otra manera.

Lo único que ocurre en esta época es que es tan grande la diferencia de calidad entre unos y otros que este detalle no se nota en los títulos de cada uno.

Imaginaros por un momento a mi compañera siendo árbitra y diciéndole a los equipos que les faltaba uno.

Pues eso, una regla de tres.

Y no le deis más vueltas.......

Comentarios

  1. Que grande eres, Paco. No se puede explicar mejor y con menos palabras. Ni siquiera lo hacen a cosa hecha, es que son asi.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Haz el mismo ejercicio que yo. Mira desde pequeño y verás que es así.

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo 10 años menos q vosotros y me pasa lo mismo. Pero eso empezó a cambiar hace 15-20 años

    ResponderEliminar
  4. Si, pero no pierden la mayoría los jodios. Algo tienen que sobre todo a los niños les gusta.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, no te falta razón.
    La evidencia es tan contundente como el hecho de que vivimos en un país de chorizos, de imbéciles y de mediocres.
    Pura estadística.

    Como diría nuestro admirado Arturo: "Somos un país de golfos y gilipollas; por cada golfo, 100.000 gilipollas"
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Jajaja, y no te olvides del NODO y de la presión de los medios.
    Somos un país con un nivel cultural muy bajo y eso hace que los medios tengan más fuerza.

    Eran del equipo que les "vendían" en la tele y del que "representaba" a España ;-)

    Todo eso es lo que da más mérito al Barça y a Messi, no lo olvides.

    ResponderEliminar
  8. Amigo Paco, me paso a dejarte mi articulillo de la semana. Por si tienes a bien pasarte a verme. Un abrazo

    http://unblogmuycule.blogspot.com.es/2015/09/con-el-mono-de-trabajo.html

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si quieres insultar, este no es tu blog. Gracias.

Entradas populares de este blog

Ya sólo me queda uno

¡Viva España!

Barcelonistas forofos