Ricos y mentirosos

Hoy os voy a contar una cosa que vengo detectando hace algun tiempo y que tenia ganas de meterle mano. Que conste que para entenderme hay que ver futbol al menos una vez por semana, pero como tengo seguidores futboleros me comprenderán.
Bueno, pues desde hace mucho tiempo y ultimamente de una manera descarada, resulta que los futbolistas de todo el mundo están aprendiendo un nuevo concepto de su deporte, un concepto como puede ser la velocidad, el regate, la aplicación táctica y esas cosas. Ahora la mayor especialización se da en la cultura de engañar al árbitro de cualquier manera. Por ejemplo, una jugada que a diario se ve es la de dejar la pierna detrás de la del contrario y realizar un salto escandaloso que se convierte en una zancadilla, que cualquier humano a la velocidad que se realiza parece una falta clarisima. Pero claro, cuando se ve en camara lenta, paf! resulta que el defensa queda su pierna quieta y es el delantero el que realiza el movimiento antes explicado y cae con aspavientos de un dolor inmenso.
Hombre hay que felicitar al de turno, porque la verdad es que lo hacen de fábula y esto quieras o no tiene su mérito. Así que ves el balonmano y ves deporte, ves baloncesto y ves deporte, pero ves el fútbol y es un engaño constante.
Algo hay que hacer, primero darle a los arbitros la posibilidad de cambiar su decisíon, por ejemplo como en el tenis cuando no se sabe si la pelota salió o no, que lo puedan ver repetido y asi, lograrian dos cosas, ser más justos y evitar que los periolistos del pais, se permitan juzgar un lance del juego después de verlo ochocientas veces y sin ponerse de acuerdo, y tener encima la osadia de decir que los arbitros son muy malos.
Y el que se tira al suelo con los dolores de la muerte, en previsión de que pueda tener algo malo, no dejarlo salir otra vez hasta por lo menos diez minutos después del lance, para asegurarnos de que el consentir su vuelta muy pronto le pueda provocar un mal mayor.
Y después quieren que el trencilla juzque de manera justa, cuando se tiran los 90 minutos intentando engañarlo, para mí que son lo único legal que hay en este ¿deporte?.

Cada dia me da más asco ver un partido.

Comentarios

  1. Qué razón tienes, si ves a los niños jugando al fútbol y ya hacen teatro, que digo yo que los directores de cine deberían visitar los campos de fútbol para encontrar a sus futuras estrellas...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/4/11 0:30

    Si,si, los dos tenéis razón, pero que grande es el "joio" fútbol, sin él parece que nos falta algo los fines de semana (...y entre semana también), sobretodo cuando juega quien juega, ya sabéis.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si quieres insultar, este no es tu blog. Gracias.

Entradas populares de este blog

Ya sólo me queda uno

¡Viva España!

Barcelonistas forofos