El tabaco y su Ley

Ahora que ya llevamos un mes desde la entrada en vigor de la ya famosisima Ley Antitabaco, podemos hacer alguna reflexión sobre el tema.
Para empezar, hay que ser tonto para no saber que el tabaco afecta a la salud negativamente y que por supuesto, nadie debe hacer que el que no fuma, trague el humo de su cigarrillo.

Pero una verdadera Ley Antitabaco, sería cerrar los estancos y prohibir su venta en todo el territorio español. Ahí no habría ningún tipo de hipocresia en los conceptos y se estaría seguro de que el Estado quiere ante todo la salud de los ciudadanos.

Por otra parte, este país no está para dejar de generar sueldos y trabajo. Digo esto, porque quieran o no van a arruinar a más de un trabajador por cuenta propia, lease bares, pubs, restaurantes y demás salas de alterne voluntario.
El otro dia me comentaba el señor que regenta el bar donde desayuno, que desde la implantación ha notado un descenso importante en la caja de todos los días, vamos, que ya le empieza a costar dormir.

Y es que la prohibición en lugares públicos, a los que se va no por ocio, sino porque las gestiones o actividades que se desarrollan en ellos son inaplazables, es una medida a aplaudir por todo el mundo y que quieras o no debe ser aceptada por los ciudadanos, pero prohibir por Decreto que en los lugares privados (a los que se va voluntariamente) me parece un error, con la que está cayendo.
Yo digo, y es una opinión humilde, si no seria mejor que se diese la opción en estos casos para que el dueño del negocio, prohiba o deje de prohibir el fumeteo. Creo que los que no pueden ni ver el tabaco, fieles a sus principios lo prohibirian en sus locales, con lo que ya habría un sitio para que los no fumadores se tomen la cañita libre de humos, y el que no lo prohibiera tendría su clientela de fumadores que al menos se envenenarian un poco más calentitos.
Así, con entrar unos en los prohibidos y los otros en los no prohibidos, estariamos todos contentos y los señores que exponen sus dineros en una actividad no verian recortados sus ingresos ni obligados a cerrar su negocio y acrecentar las ya abultadas colas del paro.

Yo no sé exactamente el porcentaje de fumadores y no fumadores de este país, lo que si estoy viendo y oyendo es que deben ser menos, bastantes menos los que no fuman y van a los bares, y esto, quierase o no está jodiendo a quienes viven de esto, porque ahora, si el tiempo está más o menos regular, los clientes se quedarán fuera viendo el partido desde la ventana de la calle, pero como  esté el clima jodido, nos vamos a gastar más en curar pulmonias que en lo otro.

Yo ya estoy intentando dejar de fumar, lo juro, pero ya tomar unas cañitas no va a ser lo mismo........

Comentarios

  1. Intenta dejar de fumar, yo me lo he propuesto y llevo desde el 19 de Enero sin fumar, espero conseguirlo. El motivo no solo ha sido por un tema de salud, tambien ha sido por "solidarizarme" con los no fumadores, para que el dineral en impuestos al tabaco, que abonabamos los fumadores, si dejamos todos de fumar, dicha pasta, a la que por supuesto el "estado" no va a renunciar, ya la meteran en otro "conceto" . Pero esta vez lo pagariamos TODOS, incluidos los no fumadores (creo que el año pasado rondaban los 10 mil millones de euros en impuestos derivados del tabaco).
    Por tanto, si lo consigo (dejar de fumar), estaré pagando bastante menos impuestos de los que venia pagando con el "jodío fumeque".

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que maldita la hora que empezamos a fumar, verdaderamente es una mierda impuesta a base de anuncios de famosos con el pito en la boca. De aquí a nada, lo abandonaré definitivamente. A ver si tengo co.....

    ResponderEliminar
  3. Por si no te acuerdas, lo de elegir si dejar a no dejar fumar en los establecimientos estaba en la antigua ley, el problema es que, por lo menos en Badajoz (y en Madrid por dónde suelo moverme cuando voy)no había un puñetero bar, ni restaurante, ni pub que no permitiera fumar, con lo que esa opción para los no fumadores no existía. Otra cuestión es la económica y la ausencia y/o presencia de clientes ahora que no se puede fumar en ningún sitio. Dónde yo desayuno (y me tomo alguna que otra caña), sigue acudiendo la misma gente que antes, la diferencia es que se respira mejor y allí huele a cafetito recién hecho, tostaditas o las tapas del mediodía. Hubo algún disidente que maldecía poco antes de la prohibición, pero ya volvió con el rabo entre las piernas, sin fumar, y reconociendo que el ambiente está mejor. Deja de fumar y verás que bien...
    La cuestión no es que se prohíba, es que si la gente fuese más educada y consciente de los derechos ajenos, no haría falta prohibir nada, ni siquiera el pisar el césped.

    ResponderEliminar
  4. En Badajoz, con la anterior ley, había sitios en los que no se permitía fumar, por ejemplo el Bar Venero, en el que aún siendo fumador, he desayunado a sabiendas de que no podría fumar. Lo que no había eran bares que prohibiera entrar a los no fumadores.
    De todos modos esto del tabaco, como tantas otras cosas, se resume en una ausencia de respeto y de educación. Pero no nos quejemos que España, en falta de respeto y educación, en general, somos una primera potencia mundial.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si quieres insultar, este no es tu blog. Gracias.

Entradas populares de este blog

Ya sólo me queda uno

¡Viva España!

Barcelonistas forofos